Mostrando entradas con la etiqueta HISTORIAS DE LIGA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta HISTORIAS DE LIGA. Mostrar todas las entradas

TODO POR VOLVER

Martín Villagra Minuet retoma la actividad futbolística tras mas de un año. Será este sábado vistiendo la camiseta de Bella Vista. Lo hará en su tiempito libre. Todo sea por volver.

Las mañanas del Negro Villagra se reparten entre Talleres y la Agencia Córdoba Deportes. A la noche sigue estudiando el Profesorado en Educación Física. Y a la siesta/tarde podría descansar o atender el negocio familiar. Pero prefiere entrenar porque todavía le quedan ganar de jugar.

“Gracias a mi señora que me cubre en el pequeño kiosco que tenemos porque, con todos los trabajos que tenemos, llegamos justo para pagar las cuentas y la facultad que es privada”, dice, pero sin quejarse.

A pesar de su corta edad tiene una trayectoria larga. Con sólo 10 años empezó en Escuela, club del que es hincha, justo en el año que se separó de Avellaneda. “Escuela empezaba de cero, ya que la mayoría de los pibes se fueron para Avellaneda y Escuela comenzaba a buscar jugadores y allá fui”.


Deportivo Alberdi
Debutó con 17 años frente a Huracán, con el Sapo Mercado como DT. Estuvo hasta 2010, cuando fue a Las Flores pero no pudo jugar. Allí pudo conseguir club en la liga Beccar Varela, en el club Sportivo Rural, hasta fin de ese año, para jugar los últimos partidos en el Panzanegra. El 2011 lo encontró en Deportivo Alberdi.















“En el 2013 fue el primer año que dejé, ya que empecé a estudiar el Profesorado de Educación Física, en el Quality a la noche y trabajaba por la mañana. No podía entrenar. En abril nació mi hijo, el trofeo mas importante de mi vida y se me complicó aún mas”. Pero su carrera tenía algunos capítulos mas.




Los Andes







En 2014 retomó en Los Andes donde anduvo muy bien, mas allá de no poder coronar con el ascenso. Su último partido fue frente a La Unión en Malvinas, donde fue expulsado y se perdió los play-off ante Brown de Malagueño. Y otro parate. Esta vez fue el más prolongado.










En el medio hubo dos intentos de volver, en Avellaneda y Los Andes, pero todavía no era su hora. Este sábado se cortará definitivamente la inactividad para Martín, vistiendo los colores de Bella Vista. Sus viejos, Kike y Eva, lo disfrutaran más que nadie. Ellos dieron todo para que el Negro juegue. Y él lo deja todo por volver.


PACO CENTENARIO


Talleres no ascendió a Primera en su propio Centenario. Esperaba ese logro para el de Francisco Cabases.

Por Julio Oronado

Foto: Gabriel Martínez 

Paco es el hincha más representativo de Talleres. Hoy cumple 100 años, aunque en su frescura disimula algunos calendarios. Es socio vitalicio, pero antes ocupó muchos cargos en el club de sus amores.

Cada 24 de junio el mundo futbolero festeja el nacimiento de Riquelme y Messi. Pero en Córdoba recordamos el del gran Paco.

Cabases nació en Santa Fe hace un siglo. Y vino a nuestra ciudad en 1932, 3 años antes de meterse en la vida albiazul. En 1948 empezó a trabajar como canchero  (la que hoy lleva su nombre). Luego fue intendente, dirigente y jugador.

Vio a su Talleres (nadie más que él puede sentir al club como propio) en otros países y en los rincones más recónditos del Argentino A. Alentó cuando las chances se esfumaban ante Santamarina de Tandil y vivió como nadie las travesías en el Centenario (justamente) de Uruguay o el Morumbi.

Hoy queremos homenajear a un prócer del fútbol de Córdoba. 100 años de vida, gran parte de ella dedicada a un club de nuestra Liga Cordobesa.

¡Por muchos más Pacos Cabases!

EL COLOMBIANO QUE BUSCA SU OPORTUNIDAD

La historia de Alexander Edwin López Asprilla, el colombiano que sueña con ser profesional. El, hoy, volante ya marcó 4 goles en 2016 y quiere el ascenso con Deportivo Norte de Alta Gracia.

Nació en la ciudad de Cali Corregimiento o pueblo de San Joaquín, en 1989, mientras el Pibe Valderrama la rompía con la amarilla de Colombia. Está en Córdoba desde hace poco mas de un año, buscando su chance.











En su trayectoria registra pasos por diferentes clubes, donde aprendió mucho. Estuvo en segunda división de su país, en el club Universidad Autónoma del Caribe, durante una temporada. Luego fue a la tercera división, durante 3 temporadas, en el club Orsomarso SC. Luego, la ilusión de triunfar en nuestros pagos.






Optó por viajar a Córdoba y vive con su novia y el hijo. Aparte de jugar al fútbol, trabaja en una fábrica de muebles llamada Veta. “Mis sueños en el fútbol son poder llegar a jugar profesionalmente. Para eso me esfuerzo cada día. Esa es mi meta a cumplir, escalar lo que mas pueda para cumplir mis objetivos”, aclara.


El Merengue tiene una buena racha y en Alta Gracia anhelan volver a Primera A. Hoy están quintos y clasificando al octogonal que va entregar el único ascenso. “El Depor pasa por un buen momento, llevamos varios partidos sin perder. El objetivo del grupo es poder ascender a final del año y para eso se está trabajando para cada día corregir errores y seguir sumando poco a poco hasta llegar a lo que nos hemos propuesto”

El año pasado, en la máxima categoría, Carlos Moyano lo necesitó a Alexander en la defensa. Ahora lo volvió a ubicar en el lugar en el que se siente mas cómodo, volanteando por la derecha. En su posición, admira a Juan Guillermo Cuadrado, jugador de la Juventus de Italia. “Jugar de 8 es mi ubicación natural, pero voy a estar disponible para donde me necesite el DT”.








Alexander Lopez busca su chance. Mientras vende muebles, la rompe en Deportivo Norte. Extraña a su 13 hermanos y a sus padres, pero es feliz acá, esperando su oportunidad.






MARCALO ENZO, MARCALO


El nuevo goleador de la Primera B es Enzo Peralta, el delantero de Los Andes. El sábado pasado se despachó con 3 anotaciones para llegar a 9 en el torneo. En 2015 marcó 7.

"La verdad que estoy muy contento por el momento tan lindo que estoy pasando, me pone muy feliz por mí y mis compañeros, veníamos de una mala racha de varios partidos perdidos,  pero gracias a Dios volvimos al triunfo", cuenta el nuevo artillero del ascenso. 

"Se me volvió a abrir el arco". Y vaya si le abrió.  Por segunda vez en el año hizo un triplete. El señor Hat-trick. Antes lo sufrió Deportivo Norte. "Los mejores goles fueron los primeros 3, en Alta Gracia, ya que fue el partido en que volvía a las canchas después de meses de no jugar, a causa de una lesión. Imagínate volver de estar parado meses por una lesión y marcar 3 goles en tu primer partido es algo soñado".











Empezó a jugar a los 6 años en el Las Flores, hasta los 15. Ahí pasó a Juniors fue ahí donde debutó en primera, fue parte del plantel en el Argentino B. Después pasó por Escuela Presidente Roca y luego tuve que dejar de jugar por problemas laborales. En 2014 lo llamó Christian Neira para jugar en CIBI. En esos momentos las complicaciones con el trabajo con habían mejorado, pero él DT lo bancó. "Desde 2015 que estoy en Los Andes, gracias a mi primo Emiliano González, que me llevó a este hermoso club y estoy muy contento y feliz de estar acá y vestir estos hermosos colores".









No la tuvo fácil en un momento de su vida. Pero siempre se sale adelante. Los jugadores de la Liga lo saben. "Le debo mucho a mi familia por el momento tan hermoso que estoy pasando, a mis 2 hermanos (Cesar y Diego) que me aconsejan todos los días, aunque sea a la distancia como el caso de mi hermano mayor, y ni hablar de mis viejos (Teodoro y Ledis) que valen oro, gracias a ellos soy lo que soy y les debo muchísimo. Ellos son mis pilares, sin ellos no sería nadie. Pasé por momentos muy difíciles y gracias a mi familia y amigos pude seguir adelante, varias veces pensé en volver a abandonar el fútbol, por los momentos  malos que estaba atravesando. Gracias a Dios y la Virgen me dieron la fuerza que necesitaba para seguir con esto que es lo más lindo que existe".

Las dificultades para coordinar los tiempos de su laburo y el fútbol ya son parte del pasado y valora eso. "Trabajo en una fábrica autopartista que se llama Plascar, hace 5 años que trabajo ahí. Gracias a Dios este año tengo la posibilidad de trabajar fijo por la mañana y eso no me dificulta en ir a entrenar todos los días, ya que otros años si los tuve por razones de horarios rotativos".


Enzo Peralta volvió a mojar por 3. Y llegó a 9 en la B. El año pasado había anticipado este gran momento. Con 7 goles ayudó al Milan cordobés a ganar el Torneo Final. Marcalo Enzo, marcalo.

VENÍ MANZANA

Andrés de Mingo es defensor en General Paz Juniors. Antes jugó en Racing, Defensores Juveniles y tiene cosas ganadas con All Boys. Conocé al dueño de la pegada mágica, que de a poco está volviendo.

“Creo que en este momento del año he mejorado mucho la parte física y sobre todo lo mental, estoy muy enfocado en los entrenamientos para poder ganarme un lugar dentro de los 11”, arrancó diciendo.

Es que en recuperar protagonismo perdido pasa hoy su vida. Después de varias temporadas de ser un referente en All Boys (con ascenso y clasificación a AFA incluido) le tocó llegar a Juniors y todavía no ha podido mostrar lo que puede dar. Y es consciente que su nivel, en lo poquito que jugó, no fue bueno. Pero el DT Allende lo volvió a tener en cuenta para la fecha de clásicos. “Vení Manzana”.

A punto de cumplir 23 años, mantiene sus anhelos. “Como sueño en esta vida, tengo poder formar mi propia familia y tener mi casa propia y ser feliz junto a la familia que forme. Y en el fútbol, el sueño y la meta es llegar lo mas lejos posible, todo depende de uno mismo. Soy un convencido de que con mucho esfuerzo, sacrificio y trabajando duramente, todo llega”.



PEGALE MANZANA

“Creo que gran parte de la pegada se la debo a mi viejo y mi hermano. Ellos, todo el tiempo, me enseñaban a patear y a mejorar. Aunque de cuna algo traigo, me dijeron que mi abuelo Andres le pegaba muy bien también ja ja”.





“El ascenso del 2013 con All Boys fue una locura total. Pasamos de estar a un pasito del descenso a clasificar octavos de 8 que se clasificaban. En los play off pasamos el primero con Lasallano, que había clasificado primero y fuimos muy superiores en esa serie. Y el segundo play off sufrimos muchísimo pero valió la pena. Ganamos el primero 2-0 y el segundo perdimos 3-2, pero subimos por diferencia de gol. Fue algo que lo recuerdo perfectamente, ascender en el estadio Mario Kempes, con mi viejo como DT y mi hermano de ayudante de campo es algo que no tiene precio, en eso me siento un privilegiado. Y después llego el 2014, en el que hicimos una excelente campaña y sin darnos cuenta nos metimos en el Federal C 2015. Un torneo de AFA, algo que el club nunca había jugado. Si bien los resultados y la suerte nos fueron un poco esquivos”. De Mingo fue titular en los 4 cotejos que el Albo de Rosedal disputó en el Federal C 2015.

“Yo debuté el 6 de agosto del 2011 en Defensores Juveniles, de la mano de Hugo González. Fue algo sorpresivo, ya que el jueves después del entrenamiento me mandó a buscar y me dijo que iba a jugar de titular el sábado. Me explicó lo que quería y me dio su apoyo. Cuando llegué a casa y le conté a mis viejos y mi hermano se pusieron muy contentos”. En Los Boulevares estuvo dos años.

Cuando no juega, reparte golosinas junto a su papá. En casa lo espera su mamá, con una costumbre repetida a diario. Ella se encarga de lavar la ropa para que Andrés repita su rutina. Él valora mucho eso, claro. Para todos es Manzana, por la foto de un diario que vio su padre. A partir de allí, “Andres” solo va en el DNI.

ZULE 
“Zule es mi abuela del corazón. Dios decidió llevarla hace 3 meses y fue un golpe muy duro para mi. Ella siempre me seguía en el fútbol, estaba en todos lados. Cuando ascendimos en el Kempes faltaban 20 minutos y apareció atrás de la tribuna Artime, arco que defendíamos. No se como hizo y se metió ja ja. Tengo miles de recuerdos hermosos de ella y se que es un angel que tengo allá arriba, que me guia en cada paso y me ayuda en cada decisión que me toca tomar. Me quedan tres abuelos de sangre con vida (Andres y Chirina por parte de padre, y Filo por parte de madre), así que trato de disfrutarlos lo mas que puedo”.





Por sus propias ganas de llegar. Por su familia. Por Zule. Porque todavía no le piensa aflojar a las ganas de jugar. Él sigue. ¿Largar todo? ¡Vení Manzana!




JUGADORA, ENTRENADORA Y COMUNICADORA

Luciana Freytag es la DT de San Lorenzo en la Liga Cordobesa. Además juega y es Licenciada en Comunicación Social. Su historia.

De chica siempre admiró a Batitusta y Maradona. De grande consume mucho fútbol, adentro y afuera de una cancha. La historia nos lleva a  Luciana Freytag, una de las pocas entrenadoras de la Liga Cordobesa. Pero, además, jugadora. Y Comunicadora Social.

Comenzó a jugar a sus 18 años, en la Facultad de Lenguas de la UNC. Disputó 4 torneos nacionales, logrando un recordado tercer puesto. Aquí, en nuestro ámbito, ganó varios títulos, en canchas de 11. También se dedicó al fútbol de salón, con Pucará, saliendo cuarta a nivel nacional. 

En esas épocas se probó en River Plate, su gran amor futbolístico, pero no pudo jugar por no adaptarse. Jugó en Las Palmas, en el primer torneo de la LCF en 2012. Después se dedicó a torneos de fútbol 7 con su equipo, Urracas. Pero le esperaba una nueva experiencia.

A mediados del 2014, desde San Lorenzo la llamaron para rearmar el equipo de fútbol femenino, que se había disuelto, para presentarse en el campeonato que estaba en curso. Le hablaron un lunes para que arme el equipo (debían 5 fechas porque se fueron las jugadoras) y ese mismo fin de semana presentó nuevo equipo para retomar el torneo.




“Empecé a dirigir mas por una convicción y pasión personal que por querer hacerlo o ser consciente de lo que significa ser DT en un torneo de esta magnitud. En ese momento no había ninguna otra mujer dirigiendo en la Liga, si bien hubo una dirigiendo en Las Palmas en el plantel que yo integraba. La decisión de empezar a dirigir lo tomé mas como un desafío, ya que tenia muchos obstáculos o trabas como no tener un lugar adecuado para poder entrenar al plantel, falta de insumos, entre varias cosas mas. Sin embargo, ese mismo torneo ganamos los dos últimos partidos y jugué varios, como contra Belgrano, con el mínimo de jugadoras (7), perdiendo 8 a 0. Al otro año, escalamos 5 posiciones mas ganándole a Escuela y a Alta Gracia y empatando con Bella Vista”, contó Lu. 




Es sobreexigente y en un momento dio un paso al costado, pero retomó hace 3 meses y sigue en compañía de quien es su amigo y compañero de esta misma pasión, Daniel Tico Ríos, quien hace 10 años trabaja en el Turco. La unión entre ellos y el grupo están dando sus frutos. El 80% tiene menos de 22 años. El último partido ganaron contra Almirante Brown por 2 a1. Ya se pusieron las luces en la cancha principal porque no tenían espacio para poder hacer un buen entrenamiento. Y el último fin de semana ganaron un cuadrangular con algunos equipos de la liga. Las cosas mejoran.







Anhela hacer el curso de DT nacional, llegar lo mas alto posible con San Lorenzo y seguir creciendo como entrenadora. Además realiza cortos/entrevistas denominados El Amor y El Fútbol en su facebook.


EL SUEÑO DEL PIBE

Juan Francisco Bonet es un centrodelantero que quería triunfar en un grande de Córdoba, pero encontró su oportunidad en Boca Juniors. Lucha y perseverancia.

Por Julio Oronado

Apenas tiene 17 años pero, gracias a su gran ambición, ya logró ser considerado en unos de los grandes de Argentina. Nació en Holmberg, a 10 km de Río Cuarto, y buscó su chance en nuestra ciudad. No pudo ser. 

















Frente a Nacional de Montevideo, en el 3-1 de Boca por Copa Libertadores, fue alcanzapelotas. Una manera de empezar a tener roce con sus ídolos.

Mientras, los fines de semana, defiende la del Xeneize en la 5ta de AFA. En las Inferiores ya fue titular una vez, con gol incluído (ver) y fue otras mas al banco de suplentes, en una categoría que marcha puntera e invicta.







El hijo de Claudio y Sandra, se probó en Belgrano dos veces, pero no tuvo suerte. Sí quedó en Talleres, aunque sin continuidad. Todo terminó siendo beneficioso ya que, quizá, haber jugado en alguno de los gigantes de la Docta no le hubiese permitido llegar a Boca. 









Junto a su mellizo José (Ana Lucia completa el tridente de hermanos) estuvieron en Atalaya durante 2015. Juan alternó entre Inferiores (8 goles), Reserva (4 cotejos) y el banco de la Primera. El club de Arguello fue un antes y un después en su carrera.










“La llegada a Boca se dio por una posibilidad que me dio Piero Foglia de poder hacer esa prueba. Boca vino a ver chicos al Kempes y de ahí me seleccionaron. Gracias a Dios terminó todo como yo soñaba. La adaptación fue rápida y buena. Tener una adaptación rápida es bueno para uno, para no pensar mucho en tu familia, no es fácil estar lejos de ellos. A todo esto se lo agradezco a Piero”.



"Mi ídolo es Martin Palermo, y mis referentes son Jonathan Calleri, Robert Lewandowski y Carlos Tevez. Cuando puedo, los miro. Son delanteros de mucha jerarquía. Es impresionante como Calleri y Tevez aguantan la pelota, la garra que le ponen, no dejan una por perdida y Lewandowski es 9 de mucha técnica, altura. Una que le dejas, sacas del medio seguro".


"Juan es muy maduro. Ellos (él y su hermano José) se criaron sólos en Córdoba desde los 14 años. Se adaptaron fácil a la vida de una ciudad grande. Tiene una responsabilidad al 100%. Él es educado, buen chico. Tiene unas ansias de llegar y está en el club del que es hincha". Palabras de Claudio, su papá.


El 3 de enero pasado no es un día mas para el 9. Es que recibió el llamado para presentarse en Casa Amarilla. A partir de ahí empezó una nueva etapa en su vida.


“Ya cumplí 2 de mis 3 sueños. Jugar en Boca era un anhelo que siempre tuve. Con trabajo, dedicación y humildad lo pude conseguir. Pensé que a la Bombonera no la iba a poder conocer, me moría por ver un partido y ahora voy todos los partidos a ver a Boca. Ni uno solo me pierdo ja ja. El sueño que me falta cumplir es jugar en la primera de Boca. No es fácil. Con sacrifico y humildad todo se puede”.





Nota realizada por un medio de Bs. As.





MI URUGUAY QUERIDO


Alaides Julieta Bonilla Paz usa la 7 de Racing en el fútbol femenino de la Liga Cordobesa, y en la selección uruguaya. Vive en nuestro país desde 2014 y, desde entonces, marcó casi 80 goles. Su vida y sus sueños.

Por Julio Oronado
Nació en Montevideo hace 19 años, pero vivió siempre en Canelones. Toda su vida jugó a la pelota. Y se nota cuando entra a una cancha. Esta temporada inició para ella de la mejor manera. En 2016 ha marcado 12 veces en 5 partidos, pero su obra suprema fue en el 5-0 ante Juniors, donde marcó todos los goles (Racing 5-0 Juniors).
Comenzó en Colinas de Solymar a los 8 años  jugando con varones. Luego Cruz del Sur para después pasar al club Nacional de Football  a los 11 años  (ya fútbol  femenino). Al poco tiempo llegó a Alumni donde jugó hasta los 13. Un año  después fue a River Plate de Uruguay y a los 15 volvió a Nacional, en donde estuvo hasta los 17, participando de 2 Copas Libertadores. Luego tuvo un paso corto por Colón, antes de venir a Racing, donde está desde el 2014.





"Comencé a los 15 años en la selección uruguaya. Jugué  sudamericano  sub 17 en Bolivia 2012, Mundial de Azerbaijan 2012, Sudamericano sub-20 en Uruguay  2014. Juegos Odesur disputados en Chile en 2014, con la selección mayor. Sudamericano sub-20 en Santos, Brasil 2015. Un gran momento en mi carrera fue formar parte de la selección uruguaya y disputar el mundial de fútbol sub-17 de Azerbaijan".





Ante la creencia popular de que el fútbol femenino aún no es tan aceptado dijo: “No creo que hoy en día sea un ámbito tan machista. Creo que los hombres cada día disfrutan más de ver a las mujeres jugando al fútbol y lo van aceptando. Por ahí cuesta un poco que el arbitraje se dé cuenta que nos deben cuidar más, que no nos golpeemos tanto en los partidos, que no crean que las mujeres nos golpeamos porque somos brutas, sino que muchas veces los partidos se ponen muy calientes y con malas intenciones. Me gustaría que el fútbol femenino se promocione más, se haga conocido, para que los hombres que nunca vieron jugar a las chicas, que vean nuestro potencial y vean que jugamos muchísimo mejor que muchos hombres”.



“El arranque de Racing es bueno, sin embargo nos va a costar, al menos, un torneo la adaptación de nuevo a primera. Luego de dos años en la B va a ser difícil volver a ser competitivas, pero el grupo es muy unido y los profes le ponen mucho trabajo para que volvamos a ser el Racing campeón de todo. El nivel de la Liga es bueno, pero tiene que ser aún mejor. Hay muy buenas jugadoras en Córdoba, pero no va a crecer si no nos fogueamos en torneos de AFA y campeonatos internacionales; lo correcto sería que los clubes de Córdoba  puedan pelear por conseguir un lugar en la Copa Libertadores.



"Con Ale (Alejandro Gimeno) estoy conviviendo hace dos años y tenemos una relación súper afianzada. Lo conocí en Uruguay antes de jugar en Racing y cuando me vine a Córdoba pactamos que nuestra relación en el club debía ser lo más objetiva, formal y sería posible. En el club somos jugadora y técnico y afuera somos novios muy cariñosos.


Sueña con ser profesional y poder vivir del deporte. Vivir como una profesional del fútbol, en todo sentido. Por ahora es moza en un bar-restaurante. Y en lo personal anhela casarme, tener su casa propia y muchos hijos, con la familia paterna cerca. A Córdoba vino buscando nuevas experiencias, un nuevo camino personal, pero además alentada por comenzar una vida al lado de su novio Alejandro.


"Lo que mas extraño es mi familia, por supuesto, pero además el mar uruguayo que es hermoso y la naturaleza en la que viví siempre, salir a cazar, andar a caballo, disfrutar todo lo natural de mi Uruguay querido".


“LOS ÁRBITROS DEBEMOS SER INVISIBLES”

Javier Tulian tiene una vida entera en el arbitraje local. Si bien aún espera su chance de ser arbitro principal, cada fin de semana es feliz siendo asistente. La historia de un sacrificado colectivero que disfruta sus dos roles.

Por Julio Oronado

La comunicación entre este medio y Javier Tulian es, en un primer momento, complicada. Fundamentalmente por el ruido de los autos. Es que su vida está arriba de un colectivo. Como desde hace 20 años.

Fue jugador. Y en varios amistosos se ofreció a dirigir. Y en una de tantas, le agarró el gustito. “Me prestaron un juego de tarjetas y un silbato. Al reglamento, en ese momento, lo conocía a medias. Luego, Félix Gómez, ex arbitro LCF, me presentó ante Rene Godoy (por entonces presidente de la AFUC) y me enseñaron lo básico de la labor de un juez. Después hice el curso provincial. Desde 2001 estoy en la CAFUCC (Cooperativa de Árbitros de Fútbol de la ciudad de Córdoba)".




No es una labor sencilla ni valorada, eso es cierto. Y lo destaca Javier: “Cuando ambos equipos no colaboran es difícil dirigir. En Inferiores los padres cuestionan mucho, aún sin conocer el reglamento finamente. Están obsesionados en ganar sí o sí. Pero generalmente aprueban tu tarea, cuando estos se dedican a jugar bien y sin complicaciones. Nosotros debemos ser invisibles. Los únicos protagonistas son los 22 jugadores”.

Sabe que ya debería haber tenido una oportunidad de jugar (dirigir) en Primera. Pero un problema familiar, primero, y una lesión en la rodilla, después, le quitaron esa chance. Aún así disfruta su labor. Y es feliz cada jueves al ver su designación, le toque donde le toque.




“Trabajo en Coniferal hace 20 años. Es un trabajo difícil debido a la gran cantidad de transito. Pero soy un afortunado porque mis dos profesiones me apasionan. A veces se complica combinar ambos trabajos. Sábados de por medio, termino de dirigir y me subo al colectivo hasta las 2 de la mañana”.








Está casado hace 18 años y tiene 3 hijos. En algunas oportunidades, todos lo acompañan a la cancha. Es allí donde siente que su tarea es realmente valorada. Es cuando no siente que el mundo lo controla, como le pasa a todos los colegiados.






“Volvé a dirigir. Te morís por entrar a la cancha de nuevo”. Esas fueron las palabras de su señora para que, en uno de sus parates, decida volver. Momento bisagra en su vida, sin dudas.


“Chofer, me bajo en la próxima” y “¿Qué cobraste?”. Las dos frases que más escucha en su vida. Aunque su vida es su familia.



MANDA EN EL CARRIL

Manuel Leiva es uno de esos 4 que no abundan. De los que hacen todo el lateral derecho. Conocé a este profesor de Educación Física que sueña con salir campeón en Barrio Parque.

Por Julio Oronado

“Recibí la pelota del 4, refuerzo de Barrio Parque, y sólo tuve que empujarla” . Así detallaba Hugo Pirez el primer gol de Brown de Malagueño en un Federal C (http://bit.ly/1Qutc8U). Y, claro, ese 4 era Manuel Leiva, que se había vestido de asistidor para el único gol aquel 24 de enero.

Pero también es un jugador que, ante Escuela (3-1 por LCF), casi no pasó al ataque, porque el partido lo proponía así. Tácticamente, un respetuoso del fútbol. Y en esto de dar y recibir órdenes, sabe mucho. Es licenciado y profesor de Educación Física, recibido en el IPEF, y se desempeña hace algunos años en lo suyo. Da clases en nivel terciario y, también, primario en barrios vulnerables. Además es preparador físico en algunas categorías en su club.

Hizo todo el proceso formativo en Talleres, pero sufrió cuando lo dejaron libre. Recaló un año en Lasallano. Mario Bocalon se lo llevó a Universitario, donde estuvo 4 temporadas. Después, llegó a Barrio Parque, club con el anhela salir campeón y jugar en AFA. En lo personal ese último deseo se le cumplió en su reciente paso por Brown, en donde tuvo un rendimiento superlativo.

“Del último Federal me quedó una experiencia muy buena, en donde siento que cumplí, pero me quedó el sabor amargo de que la clasificación se nos escapó a nosotros. Teníamos un gran equipo”.



Casi sin descanso, ya estaba arrancando un gran torneo con su club. Debut con dos goles como para demostrar que aquella experiencia afista no había sido en vano. “En Parque hay un grupo humano impresionante, en donde todos tiran para el mismo lado, lo que hace las cosas mas fáciles. En cuanto a lo futbolístico, se sumaron algunos jugadores de experiencia que le dan jerarquía al equipo. Pudimos mejorar en juego y en eficacia, pero nos falta tener la solidez defensiva del año pasado”.










El papá de Bautista (4 meses) está en pareja con Pamela y disfruta de sus padres y sus dos hermanas. “Sueño con poder seguir compartiendo tiempo con mi familia, sobre todo con mi hijo. Jugar un Federal y salir campeón con Parque. Y crecer en mi profesión”, cuenta. Los pies sobre la tierra. En la vida. Y en la cancha, como cuando entiende que sólo debe defender y no pasar al ataque.










“Arranca Leiva por la derecha, ahí va el tractorcito, llega hasta el fondo, preciso centro para el 9. Goooool”. Así detallará el relator el próximo sábado. Futurología que le llaman.


Manuel Leiva es 4, 8 o 7, dependiendo de lo que demanda el partido. Manda en su carril, aunque no es carrilero.