¡Feliz aniversario, Juniors!

Ante un nuevo cumpleaños del Albo de Barrio Inglés, sería un pecado no repasar con detalles la vida futbolística de este glorioso cofundador liguero con legado en el fútbol grande.

Mientras el otoño de 1914 entraba en su último tramo, un grupo de inmigrantes de Barrio Inglés decidieron crear una entidad deportiva, que no solo plasmara su fuerte adhesión a la práctica del balompié, sino también a la del resto de las disciplinas deportivas.

Fue así como el 27 de abril de 1914, en la casa de uno de los fundadores, el electo presidente Guillermo Astrada, Nicanor y Mansueto Jurado Padilla, Herbert y Walter Williams, Juan Vexenat, Juan O'Connor, Roberto Barnes, Pedro Agnes Clara, Julio Galíndez, Enrique Aird, Francisco Astrada e Ismael Pero, sentenciaron el acta fundacional del naciente Club Atlético General Paz Juniors.

En sus inicios, Juniors aprovechó que el Córdoba Athletic se había desafiliado recientemente de la Liga Cordobesa para utilizar las instalaciones deportivas de este, ubicadas en las calles Dorrego y Viamonte, a metros del Río Suquía. Poco después, el Albo se mudó a unos terrenos ubicados en la Avenida 24 de Septiembre y que se extendían hasta las calles Catamarca, entre México y Lamadrid; para acto seguido ubicarse en las instalaciones del Club Redes Cordobesas (Avenida 24 de Septiembre al 2400), hasta que en 1948 se emplaza en las actuales calles Álvarez de Arenales y Río Cuarto, de Barrio Juniors.

Con el blanco como tonalidad identificatoria en su indumentaria, en honor a la pureza de sus intenciones deportivas, General Paz Juniors ingresó el mismo año de su nacimiento a la liga madre del fútbol cordobés logrando inmediata y habitual notoriedad futbolística, aunque el primer título liguero para la institución llegaría en 1943, junto con la consideración nacional por ser subcampeón del Torneo Argentino de Clubes tras un recordado choque con el poderoso San Lorenzo de Boedo, y el que sirvió para grabar a fuego en la historia del elenco cordobés los nombres de los talentosos Carlos Lalo Lacasia y Alfredo Chupete Guerini.

En la década del '50 no mermaron los éxitos para los de Barrio Inglés. Porque a pesar de un comienzo difícil con descenso a la Primera B incluido, en 1952 regresaría a la elite liguera, para conquistar la admiración de propios y extraños y la denominación de Los Poetas del Césped, en alusión al fútbol de alto vuelo que practicaban aquellos avezados futbolistas de la escuadra blanca.
                             Los Poetas del Césped.

Las vitrinas poetas contabilizan en total tres títulos de Primera B (1952-1976-2014) y siete de Primera A (1943-1964-1989-1991-1995-1997-2003) de liga madre cordobesa, además de la obtención del Torneo Argentino A (Temporada 1999/ 2000) que lo catapultó al Nacional B.
                           Juniors en el Nacional B.

Una larga lista de grandes futbolistas vistieron los colores de Juniors, aunque Lalo Lacasia, quien posteriormente brillara en el Independiente porteño y en la Selección Nacional de los años '50, es el máximo exponente en la materia, siendo homenajeado por Los Poetas con la elección de su nombre para la identificación de su estadio. En lo que confiere a productos genuinos por la cantera alba, Alfredo Chupete Guerini ( ex Talleres/Belgrano/Boca Juniors/Real Madrid) y José Luis Villarreal (Boca Juniors/River Plate/Belgrano) son sin demasiados litigios los máximos exponentes de la misma.