Huracán y Unión no pasaron del empate


Por la Zona B de la Primera A, Huracán y Unión San Vicente empataron cero a cero en la vuelta del fútbol cordobés. Después de un año sin disputar ningún partido por la pandemia, la pelota volvió a rodar, donde en La France se disputó el único encuentro sin goles de la primera fecha.

De lado del local, con técnico nuevo buscaba conseguir su primera victoria en el año de su centenario (ya que en el 2020 no hubo fútbol) pero, en un partido muy trabado, generó muy pocas llegadas al área rival. La jugada más clara la tuvo Emanuel Ocón, que a través de un centro sacó un terrible remate de cabeza que logró controlar Nicolás Rodrigo y despejarla al córner. Al pasar los minutos los jugadores del globo se sintieron perjudicados con el arbitraje, sumando dos penales no cobrados que para todo el plantel eran faltas claras.

Mientras tanto la visita tampoco pudo sacar ventaja del encuentro disputado. La jugada más clara que generó fue un disparo de fuera del área donde Mauricio Tapia respondió con una gran atajada sacándola al tiro de esquina. A minutos de dar el pitazo final, expulsaron a Lucas Godoy en Huracán, pero Unión no logró aprovechar la oportunidad y se terminó llevando un empate.

Síntesis del partido:

Huracán: Mauricio Tapia; Axel Quevedo, Emiliano Beaulieu, Nicolás Figueroa, Lucas Fernández; Nicolás Almirón, Ignacio Blarasin, Fernando Apud; Lucas Godoy; Ariel Vía, Emanuel Ocon. DT: Ismael Cabrera

Unión San Vicente: Nicolás Rodrigo; Fernando Roldán, Matías Fuentes, Facundo Barzon, Juan Cruz Martínez; Lautaro Funes, Miguel Puente, Alexis Zalazar, César Algarbe; Jesús Moreta y Julio Martínez. DT: Rubén Poyo.

Amonestados: Beaulieu, Fernández, Quevedo (H) Barzon y Moreta (USV).
Expulsado: Lucas Godoy (H).

Cambios
Huracán: Martin García por Axel Quevedo, Carlos Michela por Fernando Apud, Kevin Orellano por Emiliano Beaulieu y Santiago Laciar por Ariel Vía.

Unión San Vicente: Gastón Salmerón por Cesar Algarbe, Matías Rojas por Julio Martínez, Richard Oviedo por Lautaro Funes.


POR: Agustín Lizarraga