El utilero mas joven de la Liga Cordobesa



El rol de los utileros es esencial en el fútbol. Y en la Liga Cordobesa esto se potencia aún más.  Los clubes de nuestro liga están formados, en su mayoría, por jugadores y entrenadores que viven de sus trabajos.

En ese contexto es muy importante que el sábado a la hora de los partidos todo esté en condiciones. Indumentaria, vestuarios, pelotas, conos: todas cosas necesarias en cada jornada futbolera.

Cada club tiene, al menos, un utilero. Racing, por caso, cuenta con 3. Pero el resto sólo tiene uno que, además, puede realizar otras actividades. El Conejo Saldaño, Manolo, Bujía, Caldera, Richard, Sebita son algunos de los más conocidos. 

Escuela tiene al más joven. Se trata de Michael Ponce, integrante de una familia muy vinculada al Panzanegra. El Tanito, como lo conocen todos, tiene 24 años y ya lleva 7 temporadas junto al plantel escolar. Allá por 2010 fue jugador del club, pero un accidente lo alejó de las canchas. Pero le hizo tener otra pasión: la utilería.

"Mi rutina en el club empieza a las 15 horas y es hasta que termine los entrenamientos las divisiones promocionales, aproximadamente a las 20. Mis actividades empiezan una hora y media antes de que empiece la práctica y debo tener la cancha ya desarmada y los elementos ya preparados y listos para cuando lleguen los técnicos ya tengan todo listos para empezar la práctica".


Es sacrificado, sí. Pero es algo que Michael disfruta, fundamentalmente porque se trata del club que ama. "Es duro, pero es lindo poder ver un partido un sábado por la tarde y poder apoyar al club que amas con el corazón".