El fútbol cordobés exporta pasión


“El mundo es muy grande para nosotros dos" , dice una emblemática canción de Andrés Calamaro, que tranquilamente está historia que pretendemos contar podría contradecir a la teoría del ex líder de Los Rodríguez.


Cecilia Noriega es una activista laica oriunda de nuestra provincia, que en la actualidad se encuentra trabajando como misionera humanitaria en M'Battra, una pequeña aldea ubicada en Costa de Marfil.


Allí, nuestra coterránea era testigo cada día de las interminables jornadas futboleras de un grupo de jóvenes del lugar y fue ahí donde su instinto solidario se activó para con la cuestión. La joven le acercó imágenes de lo que sucedía allí a sus allegados en la dirigencia del Club Las Palmas y de Juan Carlos Olave, y fue el ex arquero quien rápidamente comandó una donación de camisetas de Las Palmas y Belgrano para hacerles llegar a estos jóvenes y que puedan estos realizar un partidos con ambas casacas.

Desde hoy, el fútbol de Córdoba y Costa de Marfil se conocen a través de nuestros colores y son por demás  cercanos a pesar de la distancia.