¡Feliz aniversario, Atalaya!


En un nuevo aniversario de su nacimiento, te invitamos a que conozcas un poco más sobre la historia de los Azules de Barrio Arguello.

Corría 1953 y un grupo de jóvenes de la popular barriada de Arguello, liderados por el doctor Mateo Panero -quien sería el primer Presidente de la entidad- decidieron conformar una institución futbolera con el fin de competir con otros combinados vecinos.


El Club Deportivo Atalaya, como decidieron llamarlo desde ese fundacional 26 de agosto, tuvo en su primera camiseta al blanco con bastones azules verticales, para poco tiempo después decidir reemplazar este diseño con el azul con vivos blancos de la actualidad, que además los motivara a bautizarse como los Azules.

Antes de recaer en la Liga Cordobesa de Futbol, Atalaya realizó sus primeros pasos en la Ligas Serrana, Regional Colón y General Paz, logrando muy buenos resultados allí como el título de 1962 en el certamen de los mejores equipos provinciales del momento.

En 1964 Atalaya arribó a nuestra liga, pero dos años después fue desafiliado por no tener estadio propio. En 1967 regresó a las filas ligueras para participar en tercera división y lograr su primer título en 1969.
Ya en la década del ´70 Los Azules inauguraron su actual estadio ubicado en las calles Publica y Costa Canal, de Barrio IPV Arguello, y teniendo así un clásico territorial con Argentino Peñarol.

Sus otros grandes palmares deportivos son los ascensos a Primera A de 1988 y 2010, este último con vuelta olímpica incluida.


En la época que aun participaba de las ligas independientes o regionales, el Deportivo Atalaya se dio el lujo de que tres colosos del futbol nacional portaran sus colores de manera circunstancial. El primero de ellos fue el cordobés Carlos Timoteo Griguol, por entonces futbolista del conjunto bonaerense de Atlanta, el otro fue Luis Artime (P), compañero de nuestro coterráneo en aquel momento, y que para hacerlo contó la complicidad del propio Timoteo para inventar un nombre ficticio que escondiera su real identidad, y el tercero en cuestión fue el Loco Hugo Gatti, también integrante  de aquella plantilla del Bohemio, quien invitado a Córdoba por sus dos compañeros del plantel ocupó el arco azul.



Atalaya es otra de las instituciones de nuestro fútbol que a lo largo de su historia ha sido cantera activa de grandes exponentes para el futbol de elite como así también muchos futbolistas de renombre han portado los colores de dicha institución. Solo por nombrar algunos: Julio Buffarini (Boca Juniors), Lucas Zelarrayán (Columbus Crew SC), Cristian Insaurralde (Newell´s Old Boys), Alejandro Cabrera (Banfield), Santiago Ramos Mingo (Barcelona B), Franco Vezzoni (Inter); Agustín Heredia (Cerro Largo de Uruguay), y sin poder olvidarnos de los hermanos Pedro, Roque, Ignacio y Antonio Algarbe, considerados como ídolos supremos por la hinchada de la entidad de Barrio Arguello.