Alberdi, entre la espera y la resignación


Marco Casto, coordinador de Deportivo Alberdi, nos contó cómo se está manejando el club en estos tiempos difíciles que nos toca atravesar a todos.

Faltaba poco para el sábado, el equipo debía enfrentar a Independiente de Carlos Paz en condición de visitante, pero llegó un mazazo a la ilusión. un día antes, el viernes 20 de marzo el gobierno nacional dispuso el aislamiento social en todo el territorio. ''Los jugadores taban en un ritmo excelente'', lamenta Marco.

Los días pasaron, y como todos los clubes, debieron adaptarse:''Es complicado. En su momento se hicieron algunos videos para que mandaran al cuerpo técnico de cómo entrenaban, con algunos se hizo vía zoom, pero hoy en día es complicado''.

Marco, remarca la gran labor en la pretemporada: ''Se hizo un trabajo excelente. Lamentablemente no se pudo ver en cancha. Si por lo menos hubiésemos podido jugar cuatro o cinco partidos para que lo que el cuerpo técnico quiso implementar en las prácticas haberlo puesto en práctica, ya sabriamos nosotros si hay que cambiar algo''.

''A nivel organizativo se trabajó excelente. ''Ahora hay que volver de nuevo, hacer otro planteamiento y ver que se puede hacer''.

Con tantos días de encierro, para cualquier persona el día a día es difícil. Casto reconoce que es complicado mantener enfocados a los jugadores: Están unidos, charlamos individualmente. Lo ideal hubiese sido reunirlos a todos, hablar, sacarles las dudas que tengan pero no se pudo''.

Deportivo Alberdi fue uno de los primeros clubes en presentar un protocolo pensando en la vuelta a los entrenamientos. A pesar de esta iniciativa, hace algunos días la mesa ejecutiva de la Liga Cordobesa dejó claro su apoyo a la iniciativa de la AFA de reanudar los entrenamientos cuando todo el país se encuentre en la fase 4 del aislamiento

Al respecto, Casto admite sentir que ''se te cae todo abajo el entusiasmo''. ''Las sensaciones son de angustia, bronca. ''Teníamos la esperanza de que acá a 15 días se pueda volver en fases como era nuestro protocolo''. 

Para él, ''habría que haberle puesto una cuota de confianza a los dirigentes que trabajan, hay muy buen nivel'', pero también admite que si abren la puerta del club ''van a querer ir todos''.

Respecto al protocolo presentado por la institución, mas allá de las características que tiene que ver con la entrada y salida de los diferentes espacios, el del club cuenta con la presencia de un neuro entrenador para ayudar a el plantel.