Luciano Pomba: entre entrenamiento e incertidumbre


El lateral de Peñarol, charló con nosotros. Su emprendimiento, como lleva el aislamiento, el papel de la Peña en el Regional Amateur  y mucho más.

Debutó en Racing en el año 2014, luego pasó por equipos como Unión de Santiago del Estero y Vélez de San Ramón. Es su segundo paso por el Millonario. club al que llegó en 2016 después de su paso por el elenco santiagueño. Luciano Pomba retornó este año al equipo conducido por Carlos Getan  luego de vestir la camiseta de Talleres de Perico.

Es sabido que los sueldos de los jugadores de categorías inferiores como es el caso del Regional Amateur o, lo que era antes Federal B o Federal C no son muy altos como para vivir del fútbol. Fue por eso que ese mismo año 2016, cuando estaba en Racing, comenzó junto a su novia con un emprendimiento: Venta de ropa. Luciano recuerda esos comienzos.

''Me acuerdo que fui a una concentración, empecé con 20 remeras. Las vendí a todas''. 

Mientras cuenta, recuerda la gran ayuda que le dió el  arquero Académico en ese entonces: ''El Cali (Rodriguez) me ayudó, fue el primero que vino a ver, compró tres. Después me dice 'vení, vamos pieza por pieza'. 'El me hacía la propaganda, las vendía, un maestro'', recuerda entre risas.

'Cuando se fue a Vélez de San Ramón debió dejar su emprendimiento. pero cuando volvó retomó la venta. En 2017 estuvo un tiempo sin jugar  y se dedicó de de lleno. Admite,, que hoy lo considera un trabajo,  ya que es un ingreso bastante positivo para él.

En medio de la pandemia, el lateral del equipo de Argüello se las rebusca. Hace deliverys ya que pudo conseguir un permiso de circulación para esa actividad.

A pesar de eso, no oculta su preocupación por todo lo que pasa. ''Muchas veces es difícil encontrar una motivación, está la incertidumbre de no saber cuando va  a arrancar el campeonato. El tema fútbol está complicado, la estamos pasando mal''. lamenta Pomba.

''La única motivación que puedo encontrar es que se vuelva a jugar, si anulan el campeonato, sería una tristeza muy grande, agrega

En este complicado contexto, destaca la ayuda de su hermano, Iván Pomba, actualmente jugador de Atalaya y complemento indispensable para él:  ''Entrenamos de lunes a viernes. Siempre no empujamos, el día que yo no estoy de ánimo para entrenar el viene y me empuja, me da fuerzas, cuando pasa al revés igual. Entre los dos nos motivamos, sino, la verdad que es muy difícil''.




Además, el ex Racing habló del desempeño de La Peña en el Regional y la importancia del grupo.

''Como grupos estábamos bien, bastante unidos, a pesar de conseguir los resultados. Comenzamos de menor a mayor, terminamos la última fecha de la mejor manera, ganando a un rival duro que era candidato en el grupo''

Contó también, como lleva con sus compañeros el aislamiento: ''Tenemos un grupo, siempre tratamos de hablar, se arma alguna encuesta algún juego, estamos en contacto todos tratando de no perder la calma''.

Sobre el cierre, habló de la Liga Cordobesa y su reanudación: ''Creo que va a estar muy difícil que se juegue, me sorprendió que confirmen que se va a jugar''