EL DÍA EN QUE TODA CÓRDOBA FUE DE PEÑAROL

Ph Exequiel Allende

Un 21 de abril, 7 años atrás, Argentino Peñarol hizo historia de la grande en el fútbol cordobés. A la par de los grandes hitos provinciales como la obtención de la Copa Conmebol o el ascenso de Belgrano ante River Plate.

Un grupo de laburantes, encabezados por los hermanos Allende, pusieron la bandera de Argüello en lo más alto del fútbol nacional. No se trataba de una institución con buen poder económico buscando ascender. Era un club de barrio buscando una plaza fija.

La ida en El Trampero, una semana antes, fue ganada con baile por la Peña. Fue una goleada por 3 a 0 que en instancias decisivas suelen ser definitivas. Y con un 2-0 a favor en la inhóspita Tinogasta Peñarol se encaminaba al logro más grande de su historia. 


Así fue. Pero la oficializacion llegó unos días después, ya que el partido fue suspendido por los incidentes provocados por la parcialidad local. El 2-2 final le dio el ascenso al Argentino B, algo impensado apenas una década atrás, cuando el Trampero tenía un cartelito con fecha de remate. 

Siete años después aún resuena en el oído de los hinchas de Peñarol los goles de Salas, las atajadas de Machado y las indicaciones de Sergio Allende. Esa banda ya es parte de la historia de nuestro fútbol cordobés.