VOLVER A SOÑAR


<<Golpearon la puerta de la humilde casa, la voz del cartero muy clara se oyó y el pibe corriendo con todas sus ansias, al perrito blanco sin querer pisó. `Mamita, Mamita´, se acercó gritando, la madre extrañada dejó el piletón y el pibe le dijo riendo y llorando, `el club me ha mandado hoy la citación´>>

Así comienza el tango que mejor describe la ilusión de los niños que comienzan a jugar a la pelota. Desde pequeños sueñan una sola cosa: llegar a jugar en primera. Este caso también fue el de Diego Di Pietro (24), conocido en el mundo del fútbol como "el Polaco". Con 20 años llegó a debutar en la Primera de Instituto. Jugó todas las inferiores allí, desde los 13 hasta los 21 años. Toda su vida fue central, pero en la Gloria lo pusieron de lateral derecho. En la primera tuvo la oportunidad de jugar cuatro partidos de titular. Pero no siempre todo sale como uno se imagina...


24/04/16, día de su debut como profesional, frente a Villa Dálmine

“Cuando ya tenía todo me agarró paperas. No tuve mucha suerte que digamos. Justo debuté cuando faltaban 4 fechas. Terminó el torneo y ya me sentía titular o parte del grupo. Me fui de vacaciones a Brasil porque nos dieron 15 días, pero cuando volví habían puesto a otro técnico y yo no me presenté a entrenar por 20 días por la paperas y de ahí el DT no me tuvo en cuenta”.

La vida de un jugador nunca es fácil, tener que dejar de lado las juntadas con amigos, a tu familia, pero muchas veces se te presentan más oportunidades. Le quedaba un año de contrato y se fue a préstamo a Las Palmas. Cuando volvió a Instituto, seguía el mismo técnico que no lo tenía en cuenta, por lo que se fue a jugar a Suiza. De ahí pasó por el Federal A en Unión Aconquija.



"Me fue bien, buena vidriera, pero no me pagaron nunca y tuve que irme. Fui a Gibraltar a jugar y tuve el mal paso de perder una final para entrar a la Europa League y terminé en una liga amateur. No seguí jugando ahí por payaso, no quería jugar más y me volví, soy un estúpido”.

Actualmente el polaco se encuentra jugando en el Club Atlético Las Palmas, que tuvo su paso por el Torneo Regional Federal Amateur 2020. Pero tiene todas las esperanzas y su objetivo en poder cumplir esa meta, volver a jugar en Primera de AFA. 

“¿También me puede tocar la dicha de que sea al revés, no? Pienso que puedo llegar otra vez a jugar profesionalmente o afuera. Tengo el pasaporte italiano y eso me abre las puertas. Desde el 2016 hasta hoy casi siempre jugué profesionalmente. Así que voy a poner todo de mi parte para volver”

Por Ana Solari