ENTRENAR EN TIEMPOS DE CUARENTENA


Ruben Robledo llego a comienzos de año a Argentino Peñarol, como refuerzo para el Torneo Regional 2020, torneo que actualmente está en suspenso como todos los certámenes deportivos a nivel mundial, por causa del Coronavirus.

A finales de 2011 desembarcó en nuestro país desde su Colombia natal para incursionar por toda la República, siempre atrás de una pelota de fútbol. Algunos de los clubes por los que pasó Ruben fueron Altos Hornos Zapla, Deportivo Roca, Belgrano de Arequito, Independiente de Chañar Ladeado y Rivadavia de Venado Tuerto. Su último club fue la Asociación Deportiva Chalatenango de El Salvador.


Pero dejando de lado lo meramente futbolístico, Robledo se encuentra actualmente solo en la Ciudad de Córdoba, lejos de toda su familia y quisimos conocer como transita estos días el jugador del equipo Millonario.

Ruben cumple la cuarentena decretada por el Gobierno Nacional en el departamento que el Club de Arguello tiene en el Barrio de Nueva Córdoba para alojar jugadores, pero por estos días no se encuentran ahí sus compañeros, por lo que disfruta de la soledad sin olvidarse de los suyos y de su patria.

Ante los conflictos mundiales de público conocimiento por la pandemia del Coronavirus, Robledo nos expresa si preocupación: “Es un momento complicado para todo el mundo en general, pero bueno yo soy un hombre de mucha fe, muy creyente. Siempre digo que todo esto que está pasando tiene que obrar para bien”.

En cuanto a su familia, nos cuenta que se compone por su papá Reinaldo Robledo, su mamá Edelmira Correa y sus hermanos Roleicy, Reiver, Alex y Alexa. A través de ellos se mantiene informado sobre lo que ocurre en su país: “Hablo mucho con mi hermana que es médica y me va contando. Por momentos la escucho angustiada”. Ruben expresa su preocupación por sus padres, sus tías e intenta mantenerse en contacto permanente ayudado por la tecnología que facilita ampliamente las comunicaciones. “Mi papá antes de que se pusiera peor esto me había dicho que me regresara pero sentía que era peor por el tema de cruzarte con mucha gente en aeropuertos. Siento que era una manera responsable de cuidarme y cuidar a los míos”. También nos cuenta que suele hacer videollamadas con amigos que también se encuentran lejos de sus familias.

Ruben acompañado por sus padres y su hermana "Role"


Respecto a su situación actual nos cuenta cuáles son sus recaudos: “Tratar de seguir las recomendaciones que nos dicen. Por lo que escucho y lo que veo en redes sociales hay mucha gente que está haciendo las cosas dentro de todo bien, el gobierno también actuó rápido tomando medidas, pero siempre hay algunos que lo toman muy folclórico y esto es algo muy serio que nos afecta a todos.”

“En la mañana me despierto escuchando música, trato de leer un poco, leo la biblia, uno que otro libro. En las noches veo alguna película”. Así transcurren los días de aislamiento de Ruben en Córdoba.

Debido al parate obligado en los torneos, le consultamos a Ruben como se organizan para continuar lo único que no pueden frenar: los entrenamientos. “El profe nos arma el trabajo para hacer en la semana. Cada uno tiene que ser responsable con lo que le toca”.

Para finalizar, nos cuenta cómo ve a Peñarol en el Torneo y como toman este receso obligado: “Una lástima todo esto que está pasando porque veníamos creciendo. Lo de nosotros es o era paso a paso. El último partido daba gusto ver jugar el equipo. Siempre con un sueño, un objetivo. En la medida que fuéramos avanzando te podría decir que para estábamos. Este equipo tiene mucho para dar por la calidad de jugadores y persona que tiene. El sueño no te lo quita nadie”.