LA HAZAÑA QUE NO PUDO SER


Unión San Vicente cayó en condición de local por 1-0 frente a Instituto y no pudo lograr el objetivo de la clasificación.

El local tuvo la chance de hacer posible lo que era complicado, necesitaba ganar y esperar una derrota de Peñarol para acceder a la final de la Etapa Inicial. 

A pesar del resultado positivo que recibió tras la derrota de Peñarol, el equipo de San Vicente no logró el objetivo y Mauro Barzola, para Instituto, se quedó con el sueño de clasificación de Unión.

En un partido que no dejó demasiados momentos de brillo, el local demostró algo más en la primera etapa. Con una muy buena actuación de Julio Martínez, quien amenazó durante todo el primer tiempo con convertir, y una defensa que no dejo prácticamente jugar a Instituto, no lograron sacarse ventaja en los primeros 45 minutos.

A los 15 minutos del complemento, Instituto se pone en ventaja de la mano de Barzola, que definió un mano a mano con mucha categoría. El visitante demostró saber jugar el partido, aprovechó la desesperación de Unión por buscar el empate y administró los tiempos. Entre enfrentamientos de jugadores, protestas al árbitro y tenencia de pelota, el visitante manejaba el ritmo del encuentro.

A muy poco del final del partido, Unión logra marcar un gol que el juez de línea anularía por posición adelantada, lo cual derivó en disturbios de los jugadores con la terna arbitral, que decidió inmediatamente después finalizar el encuentro.

A pesar de la insistencia y el empuje de su gente, Unión dejó escapar una chance clara de clasificación y quedó fuera de la final del Inicial.

Por Marcos Tumini