LA DESPEDIDA DEL CHOLO: “EN BROWN VOLVÍ A SER FELIZ”




El partido de hoy no fue uno más en Malagueño. La gente de Almirante Brown despedía, con mucha alegría y un inmenso agradecimiento, a Pablo Molina, conocido popularmente como Cholo. El hábil volante encaraba hoy su último partido en el club, en vistas de su pase a Atenas de Río Cuarto la semana próxima. Y para el Cholo también era un día especial, sin dudas, por eso charlamos con él.

Hoy me levanté medio raro al saber que no voy a estar más en este club, pero son cosas del fútbol. Atenas me llamó y yo vivo de esto. Seguramente será algo mejor para mí y para mi familia. Lo estábamos esperando hace tiempo, venimos luchando acá en Brown, peleándola día a día, trabajando y entrenando a full, así que creo que va a ser algo para bien”.

Sabiendo desde hace unos días que no seguiría jugando en Brown, nos cuenta como vivió estos últimos momentos en el club: “Los chicos siempre me han dado su apoyo, desde que estoy acá he dado lo mejor, creo que fui un gran compañero entonces ellos se han portado muy bien conmigo y me voy de la mejor manera, me voy feliz y este es un día para disfrutar”.


¿Qué te llevas de Brown, tanto futbolística como personalmente? “Lo mejor. Hace dos años llegue acá, venía de una lesión y me costó mucho porque el último año no la había pasado bien, pero acá me volví a sentir feliz dentro de una cancha. Es un club muy humilde que siempre la peleó desde abajo y eso se ve reflejado en los logros que está consiguiendo. Creo que hay que seguir luchandola y trabajando porque el sacrificio y la humildad es lo que lleva al éxito y en este club hay mucha humildad”.

Consultado por un potencial regreso, el Cholo no dudó su respuesta: “Si, obvio. Brown es mi familia. En estos dos años se ha vuelto muy importante para mí, acá volví a ser feliz y a recuperar el nivel que yo quería, así que siempre está la puerta abierta para un regreso”.



POR: Rocío Domínguez