LA UNIÓN HACE LA FUERZA


Un par de guantes fueron el símbolo de la solidaridad en el femenino de Liga Cordobesa. Dos arqueras compartieron su herramienta de trabajo y no recibieron goles.

La portera de La Unión de Malvinas, Tania Bruneto, tenía que jugar su partido frente a Atlético Carlos Paz (3-0, el resultado), pero había perdido sus guantes para ocupar su lugar en el arco. Diego Roldán, preparador físico del elenco de Malvinas Argentinas, le pidió prestado los suyos a la arquera de Talleres, Julieta Peralta, quién ya había jugado su cotejo frente a Deportivo Alberdi  (7-0 fue el resultado para la T). 

La joven portera del Matador tenía otros planes. Ella decidió regalarle los guantes, desinteresadamente. 

Ph: Ani Diez

Estos gestos engrandecen a las chicas de la Liga. Rivales, sólo adentro de la cancha. Afuera, todas tienen un sólo objetivo: poner la bandera del fútbol femenino en lo más alto.