EMPATE CON SABOR A NADA



Por la 7° fecha de la Primera B, Calera Central igualó 2-2 con Unión Florida, en un partido muy trabado repartieron puntos. 

En un partido cubierto por un manto blanco debido a la llovizna se enfrentaron el elenco de la ciudad de La Calera y el de barrio Remedios Escalada. Uno necesitaba ganar para seguir firme en la punta, mientras que el otro para salir del fondo de la tabla.
El encuentro comenzó de manera muy pareja y con ambos equipos activos la primera situación fue con un remate cruzado de Fernando Ceballos que se fue apenas rozando el palo derecho del portero Lautaro Mattos, respondería la visita con un cabezazo de que apenas se iría por arriba del travesaño. Con el correr de los minutos Calera fue encontrando los espacios  generando peligro con sus dos jugadores hábiles como Oliva y Paiva. 

La apertura del marcador iba a llegar por medio del volante Maximiliano Monje luego de un una contra y gran desborde de su compañero, entró solo al área y definió con toda tranquilidad para su escuadra.
El partido se iba a volver muy friccionado en el medio con ambos elencos, de forma áspera, en el cual buscaban imponerse aunque el dueño de casa se apoderaba de la tenencia del balón. Al llegar los minutos finales del primer capítulo Calera generó situaciones merecidamente para ir empatando el partido.
A los 48 minutos cuando ya se iban a ir al descanso Fernando Ceballos quiso pivotear en el área Aurinegra, pero fue derribado por un rival y el árbitro Favio Cardozo pitó falta y tiro desde los doce pasos para la localía. Rodrigo Oliva iba a ser encargado de darle el empate a su equipo con un remate colocado al poste derecho del guardameta que iba a rebotar en su cabeza y así la redonda ingresaba al fondo de la red y el resultado parcial 1 a 1.

En la segunda parte, ambos equipos salían a buscar decididamente la victoria generando situaciones y haciendo protagonistas a sus arqueros. Pero la mitad de la cancha fue el sector a donde los jugadores dejaron todo para adueñarse de la pelota con mucha fricción, manotazos, todo valía con tal de no perder su orgullo y ser el perdedor de la tarde gris.
A los 20 minutos de la segunda etapa, los dirigidos por Andrés Ceresole y Jorge López, quienes se hicieron cargo de manera interina del primer equipo, se pusieron en ventaja nuevamente en una pelota detenida que simuló ser un centro del número 8 Luciano Céliz y golpea en el poste derecho del portero Reggio que nada pudo hacer para detenerlo y así el gol de la visita fue inevitable.
Luego de recibir ese gol inesperado los comandados por Bordón adelantaron sus líneas, para buscar el empate de manera insistente con muchas situaciones en tan pocos minutos. Hasta que a los 29 minutos en un contraataque y un pase exquisito  y entrelineas del número 10 Rodrigo Oliva dejó solo a su compañero dorsal 9, Fernando Ceballos quien definió entre las piernas del arquero para empatar el partido.

Los últimos minutos iban a ser cruciales, golpe a golpe y fue el número 9 rojo y blanco, quien pudo haber dejado los tres puntos en su casa pero la defensa adversaria iba a ser su verdugo que impidieron que la pelota ingrese al fondo de la red. 

Goles: Monje (U) 29´ pt, Oliva (C) 48´ pt, Céliz (U) 20´ st, Ceballos (C) 29´ st.

Formaciones:


CALERA CENTRAL: Reggio; Soria, Cortez, Oviedo y Aliendro; Luna, Ceballos J. y Cabral; Oliva; Paiva y Ceballos F.  DT: Bordón Luis.


UNIÓN FLORIDA: Mattos; Ponce, Arguello, Tyminski y Córdoba; Leiva, Céliz, Caro Ludueña y Monje; Acuña y Zalloco. DT: Ceresole Andrés (interino)

Arbitro: Favio Cardozo (Regular)

Cambios: Romero por Cabral (C), Romero por Caro Ludueña (U), Luján por Luna (C), Brigante por Monje (U), Ludueña por Acuña (U), Vélez por Aliendro (C).

Amarillas: Cabral y Céliz (U).

Cancha: Calera Central (150 personas).