SU CASA ES LAS FLORES


Hay formas y formas de demostrar la pasión por los colores. El blanco y verde son algo así como una forma de sentirse cerca de su Córdoba para Ignacio Cister. 

Un trabajo lo llevó a vivir a la provincia de San Luis hace un largo tiempo. Antes la rompía en el Taladro y en el Tallerito. Este martes volvió a sentirse jugador por un rato, antes de emprender otro viaje para volver a la rutina diaria. Ingresó promediando el segundo tiempo, en la derrota 1-0 ante Unión San Vicente. 


En el futuro entrenará por su cuenta y vendrá los fines de semana a Córdoba exclusivamente para ponerse la camiseta del club que ama.

Nacho Cister a punto de volver a pisar una cancha oficialmente 

¿Qué lo moviliza a hacer tanto esfuerzo? Ni el dinero ni las ganas de jugar. Es hincha y siempre estuvo vinculado a la distancia al Taladro. Su casa es Las Flores.