VER A RACING COMO SEA


Marcos Quinteros no tiene otros planes por estos días que ver a su Racing en las instancias decisivas del Federal B.

Y ayer partió hacia Leones para el choque de ida ante Sarmiento. Todo iba bien hasta que el embrague de su camioneta dijo "basta", unos 20 km antes de su destino.

Nada lo iba a frenar para alentar a su Academia y dejó el vehículo y se fue hasta Leones a ver el partido. A  la salida llamó a la grúa para que le remolquen su auto. Pero le surgió otro interrogante: ¿cómo volver adónde estaba la camioneta?


Parte del mundo Racing lo ayudó. Su Racing le devolvió algo de lo que tanto el le dio. "Pancho Silva, Bubu Ramírez y la Chancha Palleres me subieron al colectivo y gracias a ellos pude llegar a tiempo".


Por Romy Ñañez