DE OTRA CATEGORÍA


Racing logró un triunfazo frente a Peñarol en el inicio del Federal B. Ocampo, Villa y Gómez marcaron para la Academia.

En el Miguel Sancho, albicelestes y millonarios entregaron un entretenido partido. Racing que había arrancado bien con un lindo gol de Ezequiel Ocampo, el mejor de la cancha, arrebató a su rival. La Peña no pesó en ataque y sólo contaba con la insistencia de un solitario Solferino.

En el segundo parcial, Albornos entendió que debía poner en ataque a un jugador con vocación ofensiva. Jonathan Guantay ganó siempre por la derecha y, cada vez que tenía el balón, Rodríguez veía peligrar su valla.

El árbitro Ceballo acertó en cobrar una mano en el área racinguista,  pero Cali fue más que Solfe y todo seguía 1-0.

Lo que podría haber sido un bajón en la búsqueda de Peñarol no lo fue. En la siguiente jugada, Marín ganó de cabeza y convirtió,  pero el colegiado anuló la jugada por una presunta infracción. Los de Argüello merecían algo más, pero Racing fue categórico de contra. Primero Maxi Villa, quien pidió disculpas, puso el 2-0, y luego el experimento Martín Gómez cerró el partido con una exquisita definición.

El gran mérito de la Academia fue aguantar el sofocon y romper la defensa de contragolpe. Fue una verdadera muestra de carácter de un equipo obligado por el peso de su historia.