ALTOS VIAJES


Es poco común, pero 8 jugadoras de Bella Vista hacen un largo viaje desde otras localidades para mantener a su equipo en lo más alto de la tabla de la B. Claro está que la distancia no les permite entrenar diariamente junto a sus compañeras, pero en la cancha no se nota. Juegan de memoria.

Nadia Sánchez y Cintia Giuponni son las que tienen el recorrido más corto. Vienen desde Juárez Celman, unos 21 km al norte de nuestra ciudad. 

Nancy Mattana, la capitana, cada sábado hace 52,2 km desde Pilar para ser el equilibrio en el equipo.

La arquera Vanesa Sarmiento, que reside en Manfredi, hace un largo viaje (73,7 km) para defender la valla menos vencida en la B en 2017.

El lateral izquierdo está bien cuidado por Marisol Navarro, quien se traslada desde Oliva (123,5 km) para defender la camiseta de las campeonas en 2016.

Una de las que más demora en llegar al Pocito es Marcela Finelli, quien deja su familia en Bell Ville (210 km) para ponerse la 9 de unos de las líderes del ascenso. 

También hacen extensos recorridos, pero no están en la foto, Viviana Mansilla (Transito - 101,7 km) y Milagros Bustamante (Josefina, Santa Fe - 227,8 km).